Marce Bañales

MARCE BAÑALES

Entre las minas y el mar

156 (Bernardin Bañales)Nacido en Cardeo (Zierbena) en 1942, estudió dibujo en la Escuela Somorrostro de Muskiz y, sintiendo inquietud por la plástica, en un viaje a Francia donde se relaciona con pintores, decide dedicarse de lleno a la pintura.

Su entorno le proporciona temas que pinta una y otra vez. Los acantilados, la mar, los rincones de los barrios de pescadores, los montes horadados y revueltos por las explotaciones mineras y la dureza del trajo en las minas, le ofrecen temas que va plasmando mostrando una clara evolución desde un cierto realismo hasta un impresionismo con influencias de los pintores vascos de principios del s.XX.

El costumbrismo que se puede apreciar en sus cuadros de pequeño y mediano formato, deja paso a una pintura más social cuando pinta grandes murales. La zona minera cuenta con una veintena de murales de gran fuerza colorista y donde rinde un cálido y fuerte homenaje a mineros y pescadores, a mujeres y hombres artífices del desarrollo económico.

Los cuadros se encuentran repartidos entre particulares, sedes sociales, instituciones y familiares y amigos.

Uno de los aspectos, de la investigación realizada para conocer someramente la vida pictórica de Marce Bañales, ha sido el de tratar de localizar y de fotografiar los murales que se encuentran en instituciones públicas y centros privados.

Si se quiere tener una comprensión global de Marce Bañales es necesario conocer estas obras de gran tamaño que reflejan aspectos de su vida que no se encuentran en las obras de menor tamaño.

Los murales hacen referencia a la diferentes actividades económicas que se han desarrollado entre los montes de Triano y su querido mar. Hablan de la minería mostrando la crudeza del trabajo de hombres y animales, del trabajo agropecuario donde la mujer jugaba un papel importante, de la mar, de esos arrantzales que se jugaban la vida a diario para un poco de sustento y de las pescadoras que, carga a la cabeza, llevaban lejos la pesca tratando de conseguir unas rentas con lo que completar la diaria supervivencia.

028 (Marcelino Bañales)Los murales impactan, gritan como un vivo testimonio, son el recuerdo de la memoria de nuestros bravos padres y abuelos, y, además, atraen poderosamente por la combinación de colores, por la calidez y por un sinfín de detalles que se van descubriendo poco a poco.

Hemos encontrado tres murales en el Ayto de Abanto-Zierbena, uno en el Centro de Discapacitados de Abanto, en el Frontón de Gallarta, en la Errmita de la Playa de La Arena, en el Instituto Dolores Ibarruri de Gallarta, en la Biblioteca de Santurtzi y, aunque se creía que desaparecido, no dudábamos que la Empresa Otaduy había llevado, el mural que Marce Bañales pintó en 1985, a sus nuevas instalaciones en Mungia, Se trata de un mural perfectamente conservado con mineros en primer plano trabajando el La Parcocha y con La Reineta y Barrionuevo de fondo.

Pero la sensibilidad de Marce Bañales se desbordaba y en sus últimos años se adentró en la escultura y, sobre todo, en la poesía con la publicación del libro en 1986 de « Vivencias de un año bisiesto ».

En 1.979 se pone al frente de la Escuela de Pintura “Marrazkia” de la recién inaugurada Kultur Etxea en Gallarta. Imparte clase de pintura a niños y genera una dinámica que atrae a gente del pueblo aficionada a la pintura. Durante años, esta Escuela, será la encargada de organizar el Concurso de Pintura, que gozará de gran prestigio, que todos los años patrocina el Ayuntamiento de Abanto-Zierbena, por lo que, hoy en día, los primeros premios de estos concursos están colgados en esta casa consistorial.

Esta Escuela atrae a amantes de la pintura de B&W, empresa en la que Marce trabajaba, y en poco tiempo se consolida un importante grupo que organiza salidas por el entorno para pintar.

Se crea la Escuela de Pintura de B&W con más de una docena de pintores y Ismael Hidalgo y Marce Bañales serán los encargados de enseñar artes plásticas y de organizar excusiones pictóricas.

Son muchos los pintores que han surgido de esta Escuela, Aja, Loizaga, Jovita, Amalio, Olano, Picaza, Casanova, Unanue, Tito, etcétera.

16Marce Bañales, contactando con pintores de otras zonas, es el principal impulsor de las salidas pictóricas y se establecen lazos pictóricos y, sobre todo, de amistad, en Baztan, La Rioja, etcétera.

Estas salidas tienen como principal objetivo la práctica de la pintura pero el componente lúdico y festivo también cobra una gran importancia al tratarse de gente joven, vital y amante de su país.

Una de las actividades realizadas con otro grupo de pintores es la exposición itinerante titulada “De las minas al Baztan” que comenzando en Portugalete recorrió el país llegando hasta Irán , baiona y el Valle del Baztan.

Marce Bañales estaba vinculado a la minas y sentía pasión por ese entorno revuelto y degradado. Era consciente del declive de un mundo que significó tanto para el desarrollo de Bizkaia y de toda España. Contemplaba unos montes vacíos pero era consciente de que pocas décadas atrás miles de hombres iban y venían, llevando una vida cargada de sufrimiento y miseria.

Este medio descarnado y degradado, recién abandonado por las explotaciones mineras, ofrecía unos colores que el pintor supo captar con ese ocre rojizo que caracteriza muchos de sus cuadros. Esos colores, característicos de la minería de los montes de Triano, que invadían el paisaje haciéndolo monocolor, han ido desapareciendo poco a poco, al desaparecer las escombreras, los caminos y las bocaminas, por la presión humana o por la vegetación que va regenerando poco a poco estos enclaves antinatura.

Por ello, Marce Bañales es testigo de una época y su obra brilla con colores cargados de historia pero que poco a poco han ido desapareciendo.

Si se puede reseñar algo de los comentarios de compañeros y amigos es la indudable dimensión social de Marce Bañales. Apoyaba y colaboraba con diferentes colectivos culturales tanto en la fábrica de B&W como en los pueblos de Gallarta y de Zierbena, prestando una atención especial hacia los niños en quienes trataba de inculcar el amor por el arte en el gran sentido de la palabra.

La sensibilidad del artista le acerca a otras disciplinas y Marce Bañales modela barros y elabora cálidos sonetos que no son si no un reflejo de su personalidad, de su forma comprometida de ver el mundo y de sus ganas de vivir para seguir plasmando el entorno que tanto ama.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s