Bolos a cachete

Historia

2014-06_ReglamentoK#49DFF0.FH11La modalidad de bolos denominada “a cachete” es un rasgo cultural del Valle de Somorrostro (Margen Izquierda y Zona Minera) y se puede considerar como el único deporte autóctono de la comarca de Encartaciones / Enkarterri.

Es una rareza etnográfica que ha perdurado a pesar de la enorme presión ejercida por las diferentes olas inmigratorias que ha conocido este Valle, las primeras a sus explotaciones mineras y, más tarde, a las fábricas siderúrgicas y metalúrgicas de la Margen Izquierda.

Ha llegado hasta nuestros días por tratarse de un rasgo cultural muy arraigado en esta parte de la comarca encartada y por el empeño y voluntad de gente enamorada de este deporte y muy consciente del riesgo de desaparición que corre frente a la popularidad de otros deportes y a los nuevos modos de vida.

Por las investigaciones realizadas podemos afirmar que los “bolos a cachete” son una expresión cultural propia del Valle de Somorrostro que se pierde en el tiempo.

Los recuerdos de viejos bolaris, los datos recogidos en actas municipales y por las hijuelas encontradas donde los “carrejos” forman parte de herencias, podemos situar este deporte, sin lugar a dudas, cuando menos, a comienzos de la segunda mitad del siglo XIX.

Podemos considerar este juego, o deporte, como un rasgo cultural propio, pero, además, está definido por unas características que son únicas en el mundo de los bolos y sorprende su reducido y bien delimitado ámbito geográfico. No se conoce, no hay ni un dato, que nos sitúe un “carrejo de cachete” fuera del Valle de Somorrostro.

06_ArmadaTacoBolosEl “carrejo” se denominaba al taco de madera de roble, auténtico centro del juego, hoy en día, por extensión, esta palabra denomina la totalidad del campo de juego. Estos carrejos se instalaban en antiguas “eras” de trillar y han conservado las líneas semicirculares con el “taco-carrejo” como punto central. Algunos de estos carrejos, hoy desaparecidos o con otra ubicación, han sido emblemáticos y su recuerdo perdura. En los carrejos de El Juncal, de Urioste, de Zierbena y otros, se jugaron grandes desafíos en épocas de pasión por este deporte.

Sobre el taco se colocan seis bolos de madera de encina. El tirador lanza una bola de guayacán y los tantos se cuentan según los bolos que rebasen las líneas y siempre que la bola rebase la primera línea.

Es una modalidad de bolos que requiere mucha fuerza y habilidad por lo que, desde las primeras clasificaciones que tenemos fechadas en la primera década del siglo XX, vemos que gozaba de mucha popularidad y los hombres medían sus fuerzas y su maña con grandes desafíos donde los ganadores gozaban de prestigio y de algún dinero y meriendas como premio.

Casi la totalidad de los “carrejos” antiguos estaban asociados a una taberna y, en algunas ocasiones, eran de su propiedad. La taberna como centro de reunión social, de ocio, de medir fuerzas y de convocar a desafíos. Pero, además, en la taberna se guardaban los bolos y las bolas, el tabernero mantenía un poco la seriedad y cobraba “las cuerdas”, dinero que servía para el mantenimiento y la adquisición de bolos y bolas.

Hasta los años treinta del siglo XX las bolas eran de diversas maderas (encina, peral, plátano, etc.) redondeadas con hachuela y de morfología un tanto ahuevada y se rompían con frecuencia por los fuertes impactos. Es en esa fecha cuando los “bolos a cachete” sufren una transformación de la mano del gran bolari Cecilio Quintana que, con notable acierto, utilizó la madera de guayacán para la fabricación de las bolas, asegurando así una perdurabilidad y dando a los “bolos a cachete” mayor rapidez y vistosidad y obligando al bolari a una mayor destreza al ser las bolas totalmente esféricas.

2014-06_ReglamentoK#49DFF0.FH11El “carrejo” más occidental del que se tiene noticia se encontraba en Pobeña (Muskiz), en él jugaban los mineros de Covarón y los de la Línea de baldes de la Orconera y el más oriental es el de Basatxu (Barakaldo), actualmente sin actividad, pero muestra evidente del arraigo de este juego en nuestra comarca pues fue construido, en los años ochenta, con escasos medios y un tanto alejado, por amantes del “cachete” como Zurrutuza y los hermanos Familiar.

En el Valle de Somorrostro tenemos ubicados casi una centena de “carrejos” en su mayoría desaparecidos y algunos abandonados. Pero, gracias a esas personas que llevan el “cachete” en las venas hay carrejos vivos que mantienen un apretado calendario y que organizan todos los años el Campeonato de Euskadi: El Regato (Barakaldo), Ugarte y Durañona (Trapagaran), Urioste (Ortuella), Sanfuentes (Abanto Zierbena) y La Cuesta y La Arena (Zierbena). A estos carrejos se sumará próximamente el de Kabiezes (Santurtzi) que tiene ya proyecto y ubicación y que contará con hierba artificial.

02_MatiasGorostizaLos “bolos a cachete” tienen una historia con momentos de gloria donde brillaron auténticos deportistas. Los primeros resultados, anteriores a la contienda civil, nos dan muestra de desafíos y de una época donde las sociedades deportivas jugaban un papel importante. Pasada la contienda, vuelve con fuerza el “cachete” y sus desafíos, es la época de los Quintana, Barrón, Momeñe, Gorostiza, Zurrutuza, Larrea, etcétera. Con la llegada de la democracia los deportes tradicionales vuelven a estar en auge, el “cachete” se organiza y comienzan los campeonatos donde brillarán los Besga, Zamarripa, Bolo, Canta, Barrón, Perdi y otros muchos.

Desde los años noventa este deporte se mantiene con sus campeonatos, organizando el Campeonato de Euskadi y trabajando por desarrollar este deporte que ha ido evolucionando y que hay que proteger y preservar. Son los años de Calabozo, los hermanos Familiar, Lores, Gorostiaga, y otros muchos, que juegan y vigilan que la tradición se mantenga viva.

Carrejo, bolas y bolos

03_BolaGuayacanLos bolos a katxete o cachete se juegan en un campo o carrejo con césped bien cortado, forma semicircular (casi 180º), con una ligera inclinación ascendente y en cuya instalación se dispone de los siguientes elementos:

COMPONENTES

>> Tire

Es el lugar de apoyo para el pie, normalmente una piedra, donde se sitúa el jugador para el lanzamiento de la bola. Está colocado aproximadamente a unos 6 metros del taco en sentido inverso a las rayas.

>> Taco

Es un taco de madera de roble de forma rectangular o trapezoidal, de 65 cm. de ancho por 80 cm. de largo aproximadamente, está situado a unos 5,75 +/- 0,15 m. (medidos desde la piedra del tire). En este taco es donde se arman los bolos y está ligeramente inclinado hacia el tire.

>> Pozo

Junto al taco, en la parte posterior, se halla el pequeño pozo de agua que servirá para limpiar el barro que suelen traer los bolos después de rodar por el carrejo. Antes de las jugadas, para hinchar algo los bolos y darlos mayor consistencia, también se utiliza el pozo.

FORMA

Concéntrica al taco, a +/- 10 m., hay una primera raya de referencia en forma de semicircunferencia. Existe una segunda raya de referencia paralela y a +/- 20 m., tomando como centro del trazado la situación del taco.

DISTANCIAS

La distancia entre el tire y el taco es de 5,75 m. con +/- 15 cm. aproximadamente por lo que, entre la parte más baja del tire y el tope del taco, podrá haber entre 5,60 y 5,90 m. La distancia desde el taco a la primera raya será de +/- 10 m., y a la segunda raya de +/- 20 m.

BOLAS

Se tira con bolas macizas, lisas y totalmente esféricas fabricadas de guayacán, de entre 3 y 4 kg. de peso y de 18 cm. aproximadamente de diámetro, sin ningún asidero.

BOLOS

Los bolos suelen ser seis, de madera de encina y de 1 kg. de peso aproximadamente. Son torneados en forma redonda de 13 cm. de diámetro y disponen de dos pequeñas bases para poder colocarlos o armarlos sobre el taco, que recuerda a las piedras utilizadas en el arrastre de bueyes, y que salgan despedidos al golpearse de forma contundente y certera con la bola, sobre el césped, y avancen hasta sobrepasar las dos líneas curvas de referencia, dispuestas en forma de corona circular.

Reglamento de juego

01. El concurso comenzará a la hora marcada en el calendario y los bolaris dispondrán de la media hora anterior para inscribirse. Al inicio del concurso todos deberán estar apuntados o en la mesa a la espera de ello.

02. Ningún bolari que desee tomar parte en la competición podrá tirar en el carrejo correspondiente a la prueba en las dos horas anteriores a la competición, entendiéndose por tirar el acto de lanzar la bola del tire contra el taco. Sí se permite lanzar la bola de abajo hacia arriba o a lo largo del carrejo para poder calentar y que los bolaris no sufran lesiones.

03. Las bolas y los bolos serán los suministrados por el carrejo organizador (respetando las normas establecidas para el Campeonato de Euskadi).

04. La armada se realizará con seis bolos como máximo, sin cantidad mínima obligatoria.

05. El bolari iniciará la tirada apoyando uno de los pies en el tire y deberá soltar la bola de la mano antes de que ese pie toque de nuevo el suelo.

06. Cuando la bola, al salir de la mano del bolari, impacte delante de su posición será bola válida. Si impacta a la altura del bolari o detrás de él, no se contabilizará y podrá volver a lanzarla.

07. Las jugadas se contabilizarán de la siguiente manera: los bolos que lleguen o superen la primera raya, sin llegar a la segunda, un punto o bolo; los bolos que lleguen o superen la segunda raya, dos puntos o bolos. Si la bola no llega a la primera raya, la jugada será anotada con un circulo, no contabilizando ningún bolo o tanto.

08. Los bolos que superen las rayas por detrás de sus límites, también denominado pudre, no contabilizarán. Si un bolo pasa bien la primera raya pero pasa por detrás del pudre de la segunda, contabilizará como uno.

09. En caso de rotura de un bolo se contabilizará el trozo más grande.

10. Si por circunstancia alguna algún bolo viese interrumpido su recorrido por algún motivo ajeno a la competición, será el juez junto con la mesa los que determinarán el valor de dicho bolo.

11. En los desempates el primero en tirar es el bolari que ha empatado y así sucesivamente.

12. Si por algún motivo, como las inclemencias meteorológicas o la falta de luz, se suspende una competición una vez iniciada, se procederá de la siguiente manera: si se han tirado la mitad más una de las bolas totales previstas para ese día, lo lanzado será válido y el día que corresponda se continuará en el punto en el que se suspendió; en caso de que se hayan tirado la mitad de las bolas o menos, el día que se reanude la competición todos los bolaris comenzarán a tirar desde el principio.

Reglamento del Campeonato de Euskadi de bolos a cachete

01. El reglamento de los concursos será el mismo que el genérico de competición.

02. El peso de cada bolo oscilará entre los 900 y los 1.100 g. La suma de los seis bolos estará entre los 5.400 y los 6.600 g.

03. Las bolas serán aportadas por el carrejo organizador y como mínimo tres de ellas pesarán entre 3.300 y 3.800 g.

04. La organización dispondrá al menos de un juez que dirigirá la competición y cuyas decisiones, siempre dentro de los reglamentos, serán las aplicadas.

05. Se podrá recurrir cualquier decisión del juez a la mesa. En este caso los bolaris, sus armadores y el juez comentarán sus impresiones con la mesa organizadora; dicha mesa, junto al juez, tomará una decisión que será definitiva e inapelable.

06. Las tiradas de los bolaris clasificados para las distintas fases se realizarán de menor a mayor cantidad de bolos conseguidos. Comenzarán las tiradas de fases los bolaris que menos bolos haya conseguido en la etapa anterior y, a igualdad de bolos, tirará primero quien haya empatado.

07. En los concursos clasificatorios se lanzarán 4 bolas por bolari y concurso.

08. Al final de cada fase la organización deberá informar por megafonía del orden de tirada que se seguirá en la siguiente etapa.

09. En los octavos de final se lanzarán 12 bolas por bolari, en los cuartos de final 24 bolas por bolari y en la semifinal 40 bolas por bolari.

10. La final se jugará a 250 o 300 bolos, decisión que tomará el carrejo organizador.

11. Con el fin de facilitar la tirada a personas con problemas de horarios, se acepta el cambio de puesto acordado entre bolaris, previa comunicación a la organización (puede comunicarlo cualquiera de ellos en el momento de tirar).

12. En la tirada de fases se darán 15 minutos de margen por la incomparecencia justificada de un bolari; la justificación se deberá comentar a la mesa para validar su tirada.

13. Los desempates para pasar a cualquiera de las fases de grupos, serán siempre a dos bolas y se seguirá la regla de “el que empata desempata”.

14. Si en la final resultara que llegaran al final del partido empatados, seguirán tirando dos bolas cada bolari, en el mismo orden que venían tirando (mano sigue de mano y postre sigue de postre) hasta deshacer el empate.

15. A partir de los cuartos de final los bolaris podrán aportar bolas; estas se deberán encontrar a disposición de todos los bolaris antes del inicio de la tirada y siempre previa comunicación a la mesa.

16. A partir de cuartos de final los jugadores y su armador, deberán guardar una uniformidad en el vestuario (camiseta y pantalón largo del mismo color tanto el jugador como el armador).

17. Sólo se podrán tirar bolas de calentamiento en la semifinal (2 por bolari) y en la final (4 como máximo por bolari).

18. Si por algún motivo, como las inclemencias meteorológicas o la falta de luz, se suspende una competición una vez iniciada, se procederá de la siguiente manera: si se han tirado la mitad más una de las bolas totales previstas para ese día, lo lanzado será válido y el día que corresponda se continuará en el punto en el que se suspendió; en el caso de que se hayan tirado la mitad de las bolas o menos, el día que se reanude la competición todos los bolaris comenzarán a tirar desde el principio.

Vocablos del juego

CARREJO

Terreno de juego donde se desarrolla el juego de bolos a cachete.

BOLARI

Cada uno de los/as jugadores/as.

ARMADOR

Persona encargada de colocar los bolos en el taco para la tirada.

TIRE

Lugar en el que el bolari apoya uno de los pies al realizar la tirada.

TACO

Pieza, generalmente de madera de roble, en la que se colocan los bolos.

POZO

Pozo en la parte inferior del taco que se llena de agua para meter los bolos.

RAYAS

Semicírculos dispuestos en el terreno de juego para contabilizar los tantos (también llamados bolos).

PUDRE

Lugar que delimita el inicio y el final de las rayas.

BOLO

Bolo de madera, generalmente de encina, de forma esférica, con dos pequeñas formas planas en lados opuestos para poder sostenerlos en el taco, con un peso entre 800 y 1.200 g. También se denomina así a cada uno de los tantos conseguidos.

BOLA

Bola de madera de guayacán que lanza el bolari contra los bolos para impulsarlos.

ARMADA

Forma en la que se colocan los bolos en el taco.

CORTA O TXORRA

Bola que no llega a la primera raya en la tirada por lo que no se contabiliza ningún punto o bolo.

BLANCA O CAMPO

Tirada en la que ningún bolo llega a la primera raya.

BAJAR BOLOS

Acción de lanzar los bolos hacia el taco para que el armador los vuelva a colocar o armar allí de nuevo.

CANTAR BOLOS

Cantar en voz alta el valor de cada jugada.

MESA

Lugar en el que se inscriben los bolaris y dirige el desarrollo del juego.

Carrejos del Valle de Somorrostro

CARREJO DE SANFUENTES (Abanto Zierbena)

Sociedad de Bolos a Katxete de Sanfuentes

Tel. 665 752 512 · E-mail: ae145772@euskalnet.net

CARREJO DE LA ARENA (Zierbena)

Club de Bolos a Katxete La Arena

Tel. 635 730 488 · E-mail: leibajr@gmail.com

CARREJO LA CUESTA (Zierbena)

Asociación Cultural Punta Lucero Elkartea

Tel. 609 948 056 · E-mail: info@puntalucero.com

CARREJO DE URIOSTE (Ortuella)

Club de Bolos a Katxete Talka Urioste

Tel. 672 056 272 · E-mail: bolosakatxeteurioste@gmail.com

CARREJO DE UGARTE (Trapagaran)

Asociación de Bolos a Katxete de Ugarte

Tel. 666 410 819 / 690 116 630 · E-mail: bolosugarte@gmail.com

CARREJO DE DURAÑONA (Trapagaran)

Asociación de Bolos a Katxete “Ramón de Durañona”

Tel. 94 492 19 38

CARREJO DE EL REGATO (Barakaldo)

Club Deportivo de Bolos a Katxete El Regato de Barakaldo

Tel. 628 745 751 · E-mail: bego.ruiz@hotmail.com

CARREJO DE KABIEZES (Santurtzi)

Asociación de Bolos a Katxete de Kabiezes

Tel. 617 738 303 · E-mail: arantza11@hotmail.com

Anuncios
Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Marce Bañales

MARCE BAÑALES

Entre las minas y el mar

156 (Bernardin Bañales)Nacido en Cardeo (Zierbena) en 1942, estudió dibujo en la Escuela Somorrostro de Muskiz y, sintiendo inquietud por la plástica, en un viaje a Francia donde se relaciona con pintores, decide dedicarse de lleno a la pintura.

Su entorno le proporciona temas que pinta una y otra vez. Los acantilados, la mar, los rincones de los barrios de pescadores, los montes horadados y revueltos por las explotaciones mineras y la dureza del trajo en las minas, le ofrecen temas que va plasmando mostrando una clara evolución desde un cierto realismo hasta un impresionismo con influencias de los pintores vascos de principios del s.XX.

El costumbrismo que se puede apreciar en sus cuadros de pequeño y mediano formato, deja paso a una pintura más social cuando pinta grandes murales. La zona minera cuenta con una veintena de murales de gran fuerza colorista y donde rinde un cálido y fuerte homenaje a mineros y pescadores, a mujeres y hombres artífices del desarrollo económico.

Los cuadros se encuentran repartidos entre particulares, sedes sociales, instituciones y familiares y amigos.

Uno de los aspectos, de la investigación realizada para conocer someramente la vida pictórica de Marce Bañales, ha sido el de tratar de localizar y de fotografiar los murales que se encuentran en instituciones públicas y centros privados.

Si se quiere tener una comprensión global de Marce Bañales es necesario conocer estas obras de gran tamaño que reflejan aspectos de su vida que no se encuentran en las obras de menor tamaño.

Los murales hacen referencia a la diferentes actividades económicas que se han desarrollado entre los montes de Triano y su querido mar. Hablan de la minería mostrando la crudeza del trabajo de hombres y animales, del trabajo agropecuario donde la mujer jugaba un papel importante, de la mar, de esos arrantzales que se jugaban la vida a diario para un poco de sustento y de las pescadoras que, carga a la cabeza, llevaban lejos la pesca tratando de conseguir unas rentas con lo que completar la diaria supervivencia.

028 (Marcelino Bañales)Los murales impactan, gritan como un vivo testimonio, son el recuerdo de la memoria de nuestros bravos padres y abuelos, y, además, atraen poderosamente por la combinación de colores, por la calidez y por un sinfín de detalles que se van descubriendo poco a poco.

Hemos encontrado tres murales en el Ayto de Abanto-Zierbena, uno en el Centro de Discapacitados de Abanto, en el Frontón de Gallarta, en la Errmita de la Playa de La Arena, en el Instituto Dolores Ibarruri de Gallarta, en la Biblioteca de Santurtzi y, aunque se creía que desaparecido, no dudábamos que la Empresa Otaduy había llevado, el mural que Marce Bañales pintó en 1985, a sus nuevas instalaciones en Mungia, Se trata de un mural perfectamente conservado con mineros en primer plano trabajando el La Parcocha y con La Reineta y Barrionuevo de fondo.

Pero la sensibilidad de Marce Bañales se desbordaba y en sus últimos años se adentró en la escultura y, sobre todo, en la poesía con la publicación del libro en 1986 de « Vivencias de un año bisiesto ».

En 1.979 se pone al frente de la Escuela de Pintura “Marrazkia” de la recién inaugurada Kultur Etxea en Gallarta. Imparte clase de pintura a niños y genera una dinámica que atrae a gente del pueblo aficionada a la pintura. Durante años, esta Escuela, será la encargada de organizar el Concurso de Pintura, que gozará de gran prestigio, que todos los años patrocina el Ayuntamiento de Abanto-Zierbena, por lo que, hoy en día, los primeros premios de estos concursos están colgados en esta casa consistorial.

Esta Escuela atrae a amantes de la pintura de B&W, empresa en la que Marce trabajaba, y en poco tiempo se consolida un importante grupo que organiza salidas por el entorno para pintar.

Se crea la Escuela de Pintura de B&W con más de una docena de pintores y Ismael Hidalgo y Marce Bañales serán los encargados de enseñar artes plásticas y de organizar excusiones pictóricas.

Son muchos los pintores que han surgido de esta Escuela, Aja, Loizaga, Jovita, Amalio, Olano, Picaza, Casanova, Unanue, Tito, etcétera.

16Marce Bañales, contactando con pintores de otras zonas, es el principal impulsor de las salidas pictóricas y se establecen lazos pictóricos y, sobre todo, de amistad, en Baztan, La Rioja, etcétera.

Estas salidas tienen como principal objetivo la práctica de la pintura pero el componente lúdico y festivo también cobra una gran importancia al tratarse de gente joven, vital y amante de su país.

Una de las actividades realizadas con otro grupo de pintores es la exposición itinerante titulada “De las minas al Baztan” que comenzando en Portugalete recorrió el país llegando hasta Irán , baiona y el Valle del Baztan.

Marce Bañales estaba vinculado a la minas y sentía pasión por ese entorno revuelto y degradado. Era consciente del declive de un mundo que significó tanto para el desarrollo de Bizkaia y de toda España. Contemplaba unos montes vacíos pero era consciente de que pocas décadas atrás miles de hombres iban y venían, llevando una vida cargada de sufrimiento y miseria.

Este medio descarnado y degradado, recién abandonado por las explotaciones mineras, ofrecía unos colores que el pintor supo captar con ese ocre rojizo que caracteriza muchos de sus cuadros. Esos colores, característicos de la minería de los montes de Triano, que invadían el paisaje haciéndolo monocolor, han ido desapareciendo poco a poco, al desaparecer las escombreras, los caminos y las bocaminas, por la presión humana o por la vegetación que va regenerando poco a poco estos enclaves antinatura.

Por ello, Marce Bañales es testigo de una época y su obra brilla con colores cargados de historia pero que poco a poco han ido desapareciendo.

Si se puede reseñar algo de los comentarios de compañeros y amigos es la indudable dimensión social de Marce Bañales. Apoyaba y colaboraba con diferentes colectivos culturales tanto en la fábrica de B&W como en los pueblos de Gallarta y de Zierbena, prestando una atención especial hacia los niños en quienes trataba de inculcar el amor por el arte en el gran sentido de la palabra.

La sensibilidad del artista le acerca a otras disciplinas y Marce Bañales modela barros y elabora cálidos sonetos que no son si no un reflejo de su personalidad, de su forma comprometida de ver el mundo y de sus ganas de vivir para seguir plasmando el entorno que tanto ama.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Hermanamiento Urdazubi / Urdax – Pobeña ( Muskiz)

Según las resoluciones de sus Corporaciones elegidas democráticamente el Municipio de Urdazuri/Urdax y el Municipio de Muskiz (Pobeña), han convenido crear una

HERMANDAD OFICIAL

Considerando que un medio para lograr y mantener la armonía entre los pueblos es la vinculación de ideales e intereses comunes entre municipios movidos por el mismo espíritu de paz, libertad y prosperidad, convencidos de que una estrecha e íntima colaboración entre ambos ha de redundar en la mejora de los bienes espirituales y materiales y decididos a colaborar en común para el mejor logro de los anteriores objetivos, han resuelto formalizar el presente Pacto de Hermandad conforme a las siguientes bases:

PRIMERA.- El Ayuntamiento de Muskiz (Pobeña) y el Ayuntamiento de Urdazuri/Urdax manifiestan la firme decisión de mantener cordiales relaciones de amistad, unión y fraternidad para el progreso, desarrollo y bienestar de ambos pueblos unidos en íntimos deseos de convivencia y prosperidad económica.

SEGUNDA.- Ambas Corporaciones Locales bajo el título de ciudades hermanas se comprometen libre y espontáneamente a colaborar para el florecimiento espiritual y material de las sociedades a las que sirven, fortaleciendo sus relaciones, inspirándose en comunes deseos de paz, libertad y amistad.

TERCERA.- Ambos Municipios elaborarán y ejecutarán proyectos culturales, educativos, deportivos, turísticos, comerciales y otros de interés común, fomentando en especial las relaciones entre sus ciudadanos, procurando su intercomunicación y la de sus diversas manifestaciones sociales.

CUARTA.- Los Gobiernos municipales procurarán difundir entre sus colectividades, el ideal de solidaridad que debe inspirar los comportamientos de sus vecinos, aprendiendo a compartir y adaptar los instrumentos disponibles para solucionar problemas que, aunque comunes, se desarrollen en contextos diferentes.

QUINTA.- Muskiz (Pobeña) y Urdazuri/Urdax tienen la convicción de que un trabajo común, durable y confiado profundiza las relaciones de amistad ya existentes entre nuestros pueblos, representando así una contribución a la consecución de la paz y la democracia del mundo.

Muskiz (Pobeña), 13 de Julio de 2014.

faldon

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Hoyas carboneras y aizkolaris

carboneras carboneras2faldon

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Escuelas

escuelas escuelas2faldon

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Astillero de riberra

astillero astillero2faldon

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Taberna

tabernataberna2faldon

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario